La casa del mileurista

diciembre 10, 2007

Dentro de una semana (si nada se gafa) por fin tendré mi piso coruñés de alquiler.La primera vez que fui a verlo todavía estaban viviendo sus antiguos inquilinos. Recuerdo como Rosa, me hizo el itinerario por el que era  todavía su  piso… Nada más entrar un pequeño pasillo te conducia a la “entrada-cocina” dos palabras que en la época de mis abuelos jamás habrían aparecido juntas en ningún plano, pero que gracias a los archiconocidos pisos de 50m2 en breve formarán parte de nuestros diccionarios. A la salida de la peculiar estancia nos encontramos con la habitación principal que no sé porqué me resultaba tremendamente familiar… Mi cama, mi mesilla de noche, mi cómoda e incluso mi espejito de madera, todo estaba alli!!!! magia?? No, Ikea.

 Efectivamente era el modelo Malm del catálogo de ikea para dormitorios, justo el mismo que tenia en mi antigua habitación madrileña. Salimos de la habitación y nos trasladamos al salón donde reconocí el sofá de mi amigo Luis, La mesa de tele de Anita y mis estanterias. 

Cuando era pequeña me encantaba ir a casas de otras personas y ver como las tenían, los muebles, las cortinas, los adornos… todo en cierta medida forma parte de la personalidad de cada uno de nosotros. Ahora cuando voy a casa de mis amigos me dedico a buscar los muebles que, gracias a Ikea, tenemos en común. Supongo que al igual que las casas ya no son casas sino pisos liliputienses, los muebles, si no son producidos por ikea, ya no son muebles sino artículos de lujo. Así que, queridos mileuristas o proyectos de mileuristas, aunque por ahora no podamos aspirar a más, dejemos bien claro que sabemos que esto ni es república, ni es independiente ni es una casa!!

Para cuando seamos ricos y millonarios os dejo la Página de Jaime Hayon un diseñador todoterreno con objetos realmente exclusivos y de regalo un video de Regina Specktor

Anuncios

4 comentarios to “La casa del mileurista”

  1. serendipias said

    Elena no insistas… no tendrás ese espejo de diseño que tanto quieres. Como mucho un felpudín de bienvenida o una plantita de bambú que siempre adorna, que aquí todos estamos sin un chavo…

  2. alfonsin said

    ja,ja,ja, Eleniña, que yo me parto de risa contigo, aunque sigo esperando el blog de la “estatura sobaquera”. Tienes razón, mucha razón, las casas de hoy ya no son casas. Pero enhorabuena, tendrás tu piso y aunque sea con Ikea podrás amueblarlo. No desesperes que después del máster te veremos en un chalet con muebles de diseñador. Y espero que nos invites a todos.

  3. forragaitas said

    Ikea es como la cocacola pero a nivel decorativo. La globalización tiene estas cosas que nos despersonalizan.

    Yo si tuviese piso lo amueblaría a base de recoger muebles de la basura y restaurarlos. Tengo amigos que lo hacen y te sorprenderías de los resultados.

  4. María said

    Lo de Ikea es cierto, y la verdad es que tiene mucha gracia eso de ir a una casa y ver tus mismos muebeles….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: